Reconstrucción Mamaria

Reconstrucción Mamaria por Cancer

La reconstrucción mamaria proporciona una mejoría estética, una mejoría en tu imagen que indudablemente repercutirá en tu estado de ánimo, la reconstrucción mamaria puede realizarse de forma inmediata o tras haber pasado tiempo meses o años después. En la actualidad hay muchas técnicas para reconstruir la mama.

Consulta

Después de una  mastectomía, algunas mujeres deciden hacerse una cirugía estética para volver a crear la mama. La reconstrucción mamaria se puede llevar a cabo durante la cirugía de la mastectomía misma o posteriormente.

Procedimiento

Para la reconstrucción mamaria  se usan distintas técnicas de acuerdo a cada caso:

Extensión de la piel:
Combina la expansión de la piel y la inserción posterior de un implante. Después de la mastectomía se inserta un expansor bajo la piel que se infla con suero. A través de una pequeña válvula colocada bajo la piel y conectada al expansor, se inyecta suero que lo llenará en semanas. Después que la piel en el área mamaria se ha estirado lo suficiente, se retira el expansor y se coloca un implante permanente. Algunos expansores están diseñados para dejarlos en posición como si fuese el implante definitivo (expansor-prótesis). La aréola y el pezón se reconstruyen en procedimientos posteriores.

Reconstrucción con colgajos
Se usa tejido de otras partes del cuerpo como la espalda, el abdomen o glúteos.
El colgajo proporciona piel, tejido adiposo y músculo con su propia irrigación. Mediante un túnel bajo la piel es llevado al tórax, creando un volumen por sí mismo, sin necesidad del implante. A veces el colgajo es llevado al tórax y suturado con técnicas de microcirugía. Las cicatrices quedan en el sitio donante y en el sitio receptor.
Cuando la mama es reconstruida con tejido propio el resultado es más natural que si se usa un implante de silicona. Si se usa tejidos de la región abdominal, se mejora simultáneamente el aspecto estético de esta zona.

Proocedimientos posteriores
Se recomiendan operaciones adicionales de menor envergadura, para reconstruir aréola y pezón aumento o disminución de la otra mama y también realizar revisión y mejoría de alguna cicatriz si fuera necesario.
Conviene hacer estos procedimientos diferidos, para que el volumen de la nueva mama reconstruida adopte su posición definitiva.

Recuperación

En el post-operatorio, la persona se sentirá decaída y con algo de dolor hasta dos semanas después de la cirugía. La permanencia en el hospital es de dos a cinco días. La recuperación es rápida. La reconstrucción no devuelve la sensibilidad normal a la mama reconstruida, pero puede tener algo de ella. La paciente no debe realizar deportes hasta cuatro a seis semanas después de la cirugía.
Para muchas mujeres mastectomizadas la reconstrucción mamaria mejora dramáticamente su apariencia y calidad de vida.

Comentarios:

Comentarios: