Braquioplastia

Braquioplastia

La braquioplastia es una intervención quirúrgica destinada a tratar la flacidez y el exceso de grasa de la cara interna de los brazos, que con el paso de los años o tras haber perdido mucho peso, la piel  de los brazos puede dar un aspecto de flacidez.

Consulta

Si su deseo es tener unos brazos más firmes y juveniles entonces la braquioplastia puede ayudar a lograr su objetivo. Son candidatos las personas con una flacidez significante en el brazo, personas sanas, no fumadoras, individuos con una apariencia positiva y metas realistas para las cuales la braquioplastía puede ayudar.

Usted expondrá sus expectativas y se le explicará las opciones quirúrgicas y otros procedimientos para contorno corporal, incluyendo liposucción si es lo apropiado.

Es muy importante que tanto en esta visita como en la siguiente usted comunique a su cirujano qué es lo que espera obtener de esta braquiplastia y que consulte todas las dudas que tenga. De esta manera será más fácil para nosotros le explique qué posibilidades hay, qué se puede esperar y qué no se puede esperar de esta cirugía. Hasta que no queden bien establecidos los objetivos y los pasos a dar se realizarán tantas visitas como fuese necesario, pues de ello depende en gran parte el resultado.

Procedimiento

La braquioplastia es un procedimiento que varia de paciente a paciente, puede durar alrededor de 2 a 3 horas y se realiza como procedimiento ambulatorio (dependiendo de cada paciente y el área a tratar). Recibirá anestesia general o una combinación de anestesia local y regional. En algunos casos, sólo será necesaria la liposucción para eliminar grandes cantidades de exceso de grasa en el brazo y moldearlo, en casos más severos es probable que sea necesario combinar la liposucción con una resección de tejidos sobrantes, en este caso su cirujano hará una incisión en la axila y retirará el exceso de piel tensándola.

Recuperación

Se le colocará una prenda elástica de compresión en su brazo para reducir la inflamación y ayudar a mantener la nueva forma del brazo. Se puede colocar un drenaje si hay exceso de líquido. Probablemente podrá irse a su domicilio a las pocas horas o podrá pasar una noche internada si la cirugía fue muy extensa o si usted así lo desea. Cualquier dolor y malestar son controlados con analgésicos. La inflamación por lo general durará de 2 a 5 días y desaparecerá por completo durante las siguientes 2 a 3 semanas.

Comentarios:

Comentarios: